20.5.10

Hoy cambio el tono del blog. Hoy no hay sitio para tristeza, ni llanto, ni desesperación ni pena. Hoy sólo tengo sitio para hablar de esas personas que están ahí, y que aunque siempre lo han estado, hoy no puedo más que dedicarles el post.

Gemma: Mi mari. Gracias por estar siempre ahí. Por tus "Mari, eres gilipollas. Y perdona la confianza". Por escucharme siempre, aunque no sepas a veces qué decirme. Por aguantar horas y horas de llanto. Por el abrazo del otro día en mi cocina. Por llamarme sin esperar a que te llame. Por preguntarme cómo estoy, pero sin preguntarlo. Por darme siempre tu opinión, aunque a veces duela un poquete. Por hacerme sentir siempre mejor, aunque empecemos la conversación sintiéndome una mierda.

Paco: "¿Qué haces esta tarde?" Y aún no he terminado la frase y ya estás volando a mi casa. Gracias por tenderme siempre la mano. Por escucharme llorar una y otra vez y morderte la lengua mil y una veces. Por pasarte aquí las horas muertas, con tu mano sobre mi rodilla, apoyándome, aguantándome y animándome. Por preguntarme directamente qué pasa, sabiendo que te va a conducir a 2 horas de explicaciones y elucubraciones. Por hacerme reír.

Mi Bicho: Gracias por reñirme. Por decirme lo que nadie más se atreve. Por venirte a casa a cenar, sabiendo que estás muerta de sueño y no puedes con tu alma. Por mirarme a los ojos y decirme "Teta, no llores. Tú vales mucho". Por no juzgarme. Por quererme tal y como soy, aunque a veces se te escape un "eres tonta". Por tus abrazos.

La Tiii: Aunque sé que esto no lo leerás jamás, gracias, tía, por enfadarte. Por no mostrar ni una sola vez debilidad. Por ser siempre esa mujer fuerte que yo también quiero ser. Por echarte agua con una manguera al brazo cuando se te prende fuego. Por la "confesión" sin darte cuenta. Por preocuparte siempre por cómo estoy, y llamarme para que vaya a comer contigo. Por ser como mi segunda madre, pero sin el como. Por haber sido la única persona con la que he convivido que no me ha reprochado nunca nada. Por llamarme Lore aunque lleve 29 años pidiéndote que no lo abrevies. Y por llamarme "tesoro" cuando hablamos por teléfono.

Y estos sólo son 4... hay mucha más gente... pero es que ya me he puesto a llorar. No tengo motivos para sentirme sola. Gracias a ellos, los días poco a poco se van haciendo más llevaderos. Gracias de verdad, a todos.


2 comentaron que...:

Mari dijo...

Mari hay una frase que dice:
amigo es aquel que para las buenas viene, y para las malas lo hace sin ser llamado. No tienes que dar las gracias por nada, yo solo hago por tí la mínima parte de lo que sé que tú harías por mí. un beso.

Bliss dijo...

Me alegro muchísimo de que no estés sola. No mereces menos. Sabía que tenías mucha gente a tu lado y esos cuatro ejemplos son una prueba más que suficiente de ello.

Yo sigo en un rincón, observando y esperando.

No te rindas.

 
Copyright © Far, far away...
Blogger Theme by BloggerThemes | Theme designed by Jakothan Sponsored by Internet Entrepreneur