17.11.10

Fluídos...

Realmente no tengo muy claro qué quiero escribir hoy. Así que voy a dejar que fluya lo que tenga que fluir de dentro, que algo habrá, y a ver qué sale.

Me he enfadado hace un rato. Quizá sin motivo, pero me ha sentado mal encontrarme con alguien por la calle y que su único saludo haya sido un levantamiento de mentón. ¿Tanto le cuesta a la gente saludar como toca? Por lo menos sonríe, coñe. Que es gratis. Que hay gente que parece que tienen que pagar por enseñar los dientes.

Y además, empiezo a estar aburrida de mí misma. Siempre los mismos pensamientos insanos que sólo (y mientras no salga el dictamen oficial, seguiré escribiendo sÓlo) me sirven para amargarme la existencia.

Y además, me toca la regla.
Y además, el gato se me ha comido el cable de la XBox. El de sonido, si no recuerdo mal.
Y además, empieza a hacer frío, y lo odio.
Y además, parece que acabará lloviendo.
Y además quiero comprarme cosas y no tengo dinero para todo lo que quiero.

Odio el dinero. Y lo que conlleva. Odio saber que sin dinero no eres una mierda hoy en día. Necesito dinero para demasiadas cosas!!!!!! Quisiera poder entrar en una librería y no mirar los precios. Sólo poder sentarme a leer tranquilamente, sin prisas, sin tener que gastarme un céntimo. Lo mismo me pasa con las zapaterías. Me llevaría esos peep toes que he visto tan increíbles y que nada más que costaban 75 euros. Y me llevaría el perfume del que estoy enamorada... Entiendo que a ninguno de los escritores/zapateros/perfumeros les haría puta la gracia que no les pagara un chavo por sus productos... pero oye, me gustaría poder vivir sin dinero, qué narices.

Bueno, sin dinero y sin trabajar. Vamos, que me gustaría ser una "homeless" xDD Ahora ya en serio. Ojalá existiera la posibilidad de sobrevivir bien sin tener que trabajar, sin tener que preocuparme de horarios, turnos, sueldos ni pagos de festivos que no se han producido. Hacer algo en la vida, sí, pero no por obligación. Poder levantarme una mañana y decir: hoy me voy a pasar toda la mañana intentando arreglar el mundo con mi hermana (porque por supuesto, ella tampoco trabajaría). Y al día siguiente decir: hoy sí voy, hoy voy a hacer algo de provecho. Pero no. Ahí hay que estar. Calentándose la cabeza para que en algún momento puedas compaginar vida social con laboral. No quiero ni pensar en el día en que tenga que conciliar vida familiar también. Dos niños, marido/esposa, perro, gato, tostadas, biberones, la comida, la compra, macarrones, llantos, riñas, dame ese camión que es mío, no, mío, que te he dicho que míoooooooo, tirones de pelo, crisis de pareja por los papeles de bueno y malo, por el sexo, por la educación de los niños, por el puto dinero, porque me destapas mientras duermes... y además, queda con los amigos a cenar de vez en cuando y sal a tomar algo por ahí que te dé el aire en la braga. Dios, qué agobio!!! jejejeje

En fin... Ya, que creo que se me está yendo un poco la pinza. Creo que debe estar ya casi a punto de alcanzar la plaza del Obradoiro. Mínimo.

1 comentaron que...:

Bliss dijo...

Me he partido de risa leyendo tu post y eso se agradece a estas horas de la mañana en las que me cuesta encontrar energía para eso XD

El último trozo me ha gustado especialemente. Yo también odio el dinero y todo lo que acarrea pero me gusta trabajar. Eso sí, em gustaría ser más libre para trabajar de otra forma.

En serio, deja que todo fluya más a menudo, funciona!

 
Copyright © Far, far away...
Blogger Theme by BloggerThemes | Theme designed by Jakothan Sponsored by Internet Entrepreneur