8.5.10

Hoy le he pedido que no nos veamos durante un tiempo. Me duele muchísimo haber tomado esa decisión; me duele muchísimo saber lo que implica y lo que significa... pero es que me duele más todavía verla y no poder besarle. Me duele aún más esperar a que ella se gire, me mire a los ojos y me diga que todo se va a solucionar y que todavía queda esperanza para nosotras. La he besado esta tarde... y ella no quiere que la bese. No ha respondido a ese beso... pero yo tampoco he sentido lo mismo. Me ha impactado tanto que se lo he dicho. No siento lo mismo al besarle... porque ahora lo que siento es rabia, celos, envidia, enfado... y todo eso está concentrado en el sabor de sus labios. Está besando a otra persona, y si no lo está haciendo, quiere hacerlo. Está alejándose de mí cada vez más. Sus ojos y los míos ya no tienen esa complicidad que tenían antes. Cuando le he dado un abrazo, ya no he sentido el calor que sentía antes... Ahora todo ha cambiado. Ahora sé que ella no quiere estar conmigo. No quiere que sea yo quien le arrope por la noche cuando se destapa mientras duerme. No quiere que sea yo la que le acaricie el pelo. No quiere que le seque las lágrimas cuando llore, ni que sea yo la que le haga reír. Se ha levantado un muro entre nosotras, de dolor y sufrimiento. Y ese muro ahora mismo me parece insalvable. Y para que en algún momento ese muro caiga, necesito tiempo. Necesito espacio también para mí. Ahora también soy yo la que necesita pensar muchas cosas, la que necesita plantearse la vida de otra manera. Sin ella. Aunque ahora crea que es imposible dejar de pensar en sus labios, en sus ojos, en su sonrisa, en sus manos, en su forma de plantear soluciones sencillas a problemas que a mí me parecían inmensamente complejos... en su forma de complicar las cosas cuando a mí me parecían tremendamente sencillas... En su forma de ser y de sentir. En su forma de hablar y de callar... Tengo que apartar tantas cosas de ella de mí misma, que a veces tengo la sensación que no va a haber forma de llenar el vacío que ella deja tras de sí. Porque no sabía que me había llenado tanto, hasta que la he perdido. Sigo echándola muchísimo de menos...

1 comentaron que...:

Bliss dijo...

Decisión valiente... y difícil. Pero las cosas son tal y como las planteas.
Reconstruye tu vida y tu mundo paso a paso. Los vacíos...se llenarán con otras cosas aunque ahora parezca mentira.

 
Copyright © Far, far away...
Blogger Theme by BloggerThemes | Theme designed by Jakothan Sponsored by Internet Entrepreneur